Rehabilitación de fachadas en edificios residenciales de Gijón

Además de los defectos estéticos, hay patologías constructivas que afectan a los cerramientos

Los cuatros bloques aislados de los que se compone la urbanización Molín de la Coría, en Gijón, de forma rectangular con cubiertas planas y curvas, se encuentran en un estado de conservación regular estéticamente. Los elementos metálicos de ocultación de tendales de estos edificios residenciales están oxidados, y presentan desprendimiento en acabados como la cubierta curva y la fachada ventilada.

Aunque a simple vista no parecen encontrarse en mal estado, existen una serie de patologías constructivas que afectan principalmente al interior de los cerramientos en contacto con el exterior de la mayoría de las viviendas, perímetro de carpinterías y zona exterior de los pisos, y que se presentan en forma de humedades.

Debido a estas patologías, el agua llega a discurrir por el interior de las viviendas, provocando manchas y filtración de humedad y aire del exterior. Todo ello conlleva un descenso de la calidad de vida en las viviendas afectadas.

Edificios residenciales en mal estado

Estos problemas generados por las patologías observadas en estos edificios residenciales de Gijón han llevado a un mal estado de los mismos, y por ello las actuaciones que proponemos realizar son:

1. Cubiertas planas: se incorporará aislamiento térmico de lana de roca hidrofugada revestida de 80 mm., y se impermeabilizará mediante un sistema de membrana elástica de poliuretano.

2. Terrazas: se impermeabilizarán mediante láminas impermeabilizantes flexibles y se creará un vierteaguas incorporado en el propio pavimento (ya que actualmente no se colocó este elemento), completamente necesarios para evitar que el agua llegue a discurrir por la fachada.

3. Cubiertas curvas: se incorporará aislamiento térmico de lana de roca volcánica no revestido, y mediante un enrastrelado de madera con tratamiento por inmersión y tablero tipo OSB se colocará una membrana de polietileno y acabado final de bandejas de zinc.

4. Tendederos: se sustituirán los elementos de chapa perforada metálica por un cerramiento del mismo tipo, aprovechando la estructura existente, pero que conste de un tratamiento adecuado para su ubicación en el exterior.

5. Carpinterías: se sustituirán los cercos de las carpinterías que actualmente tienen agujeros. Se realizará también un correcto sellado de todos los cercos y las propias carpinterías mediante un sellador monocomponente neutro superelástico.

Fachadas aisladas por el exterior

6. Fachadas ventiladas: debido a la gran superficie de fachada que componen los cuatro edificios, se considera inviable la opción de reemplazar la fachada ventilada, desmontando la hoja exterior y colocándola de nuevo tras la adición de aislamiento, ya que conllevaría un presupuesto demasiado elevado.

Por tanto, se ha buscado una solución adecuada para estos edificios, y que consistirá en cambiar el funcionamiento de la fachada. Pasaremos de una fachada ventilada a una fachada aislada por el exterior, incorporando aislamiento en seco a la cámara ventilada de la fachada. Mediante este sistema, se eliminan los problemas generados por la entrada de agua, al sellar la cámara de aire y las juntas de piedra de fachada e hidrofugar la fachada de piedra, el zócalo y la albardilla superior mediante impermeabilizante.

Mediante esta serie de actuaciones se busca conseguir que los vecinos puedan vivir cómodamente en sus viviendas, con una mejora sustancial. Además de conseguir eliminar las humedades, se mejorará el comportamiento energético del edificio.