Punto de información turística en Colombres, Asturias

El edificio se envuelve completamente con una fachada vegetal como reflejo de la riqueza natural de la zona

El edificio proyectado para acoger el punto de información turística de Colombres (Ribadedeva, Asturias) nace de la idea de promover un espacio donde acoger a los visitantes para informarles sobre la zona y actividades en general.

La idea de partida es la de referenciar a los municipios en cuanto a su riqueza natural, haciendo hincapié en el color verde característico de los paisajes de la comarca. Teniendo en cuenta esto, y la situación final del edificio, se plantea un volumen “verde” orientado hacia la iglesia de Colombres, con lo que se relaciona directamente la riqueza natural y arquitectónica del lugar.

Para conseguirlo, planteamos un volumen recubierto de vegetación y con una gran cristalera orientada que tiene en su cubierta inclinada un recuerdo directo a las cubiertas tradicionales de los edificios que lo rodean.

Accesible y con vistas

Así se conforma un espacio interior que se divide en dos zonas por un tabique-mueble que hace las veces de expositor interior de panfletos y propaganda. Hasta esta última, se llega por medio de una rampa, accesible para discapacitados y orientada hacia la zona desde donde se espera el mayor flujo de visitantes.

Según esto, los espacios interiores tendrán diferente uso. El primero y mayor será para recibir a los visitantes e informarles. Las visuales que desde ahí se generan se focalizan directamente hacia la iglesia, con lo que el tiempo de visita se ameniza. El otro espacio se destina a uso exclusivo de almacén.

Exteriormente, se reserva un espacio para banco público apoyado en el propio edificio. Con esto se consigue hacerlo más partícipe de la vida cotidiana de los lugareños.

La actuación abarca, además del edificio, su urbanización inmediata. La intención es la de conseguir un nuevo espacio urbano que rehabilite esta zona del pueblo de Colombres, actualmente algo desfavorecida por su condición de trasera del Ayuntamiento.

Fachada verde vegetal

El sistema constructivo se basa en una “fachada verde” que envuelve al edificio recubriéndolo completamente salvo en las aperturas de los huecos de iluminación. La fachada vegetal está formada por una estructura de acero que forma una malla de 400×400 mm. y que sujeta una capa de 80 mm. de tierra rodeada de fibra de coco.

Un sistema de control de riego, con tubos horizontales de polipropileno de 13 mm. de diámetro, rocía las plantas cada cinco minutos, lo cual asegura la vida de las mismas independientemente de las condiciones meteorológicas. Un núcleo resistente de panel sándwich soporta parte de la fachada vegetal y contiene en su interior el aislamiento.

En este enlace pueden ver más ejemplos de actuaciones en edificios públicos que hemos llevado a cabo en Dolmen Arquitectos.